Vita Gastro Bar en Gràcia: para una buena sesión de tapas y cine

Publicado por en la categoría Comer y beber, Tapas & bocadillos. Artículo actualizado el 10 Mayo, 2017. 0 comentarios

¿Vienes a dar una vuelta al barrio de Gràcia? El programa incluye: ¡una pausa de tapas en el Vita Gastro Bar antes o después de una sesión en el cine Verdi!

vita gastro bar
¿Dónde?

Gràcia
metro: Fontana (L3)
Verdi 31

¿Cuándo?

de 12h a 1h30 sábado domingo y festivos
de 18h a 1h30 de lunes a viernes

¿Cuánto?

entre 20 y 35 euros

¿Por qué?

por sus tapas originales y sabrosas

En medio de los restaurantes y los bares de la calle Verdi, el cine con el mismo nombre atrae un público aficionado a las buenas películas en versión original. Después de haber probado diferentes lugares de la zona, un día nos llevamos una buena sorpresa al descubrir el Vita Gastro Bar, situado justo en frente del cine Verdi. ¡Te lo contamos a continuación!

El marco del Vita Gastro Bar

¡Más cerca del cine Verdi, imposible! Desde una de las mesas de la entrada podrás  observar si la taquilla abre o si la cola se alarga delante del cine. ¡Es práctico si no has reservado asientos por avanzado!

En el interior, las paredes de hormigón pulido, los muebles de material recuperado y las lámparas de cobre crean un conjunto armonioso y acogedor que da ganas de quedarse un rato más en las mesas o en la barra.

vita-gastro-bar interior (barra y sala)

La carta del Vita Gastro Bar

La carta del Vita Gastro Bar ofrece una cocina mediterránea de fusión. Su gama de tapas es variada y atractiva.

Dependiendo del hambre que tengas, podrás escoger entre una cadena de tapas frías o calientes, ensaladas compuestas y de platillos (ración a medio camino entre una tapa y un plato).

Nos ha gustado particularmente la ensalada vedette del Vita Gastro Bar, exótica y afrutada, a base de aguacate, mango, fresas y almendras y mejorada con una suculenta salsa de frutas de la pasión. ¡Ñam!

vita gastro bar ensalada

Original y bien presentada en un pequeño tarro de vidrio, la pannacotta de queso Brie decorada con tomates secos y olivas también nos ha sorprendido agradablemente.

El sabor del carpaccio de ternera con peras, miel, sésamo y piñones también nos ha convencido firmemente.

vita gastro bar panna cotta

vita gastro bar-carpaccio

Las croquetas, el pan con tomate crujiente o el tartar de salmón con helado de mostaza tampoco nos han dejado indiferentes…

Y finalmente, la guinda del pastel, una mousse de crema catalana deliciosa que ha conquistado completamente a los amantes de lo dulce. Aquí tienes una foto, para ver si se te cae la baba un poco…

vita-gastro-bar-crema-catalana

Los precios del Vita Gastro Bar

La cocina del Vita Gastro Bar es creativa pero sus precios no son realmente exagerados.

Si no tienes ganas de romperte la cabeza para escoger, puedes optar por un menú de unos 25 euros, vino incluido, que ofrece un surtido de tapas del día.

Siempre hemos escogido los platos a la carta y esto no ha hecho subir la factura. Las tapas cuestan entre 1,60 euros y 10 euros y los platillos entre 5 y 15 euros.

La carta de vinos ofrece una gran gama de buenas botellas de rosado, tinto, blanco y cavas cuyos precios oscilan entre 10 y 30 euros. Los amantes de los cócteles podrán tomar uno pagando un precio bastante razonable (entre 5 y 10 euros).

cóctel paraguas

Bueno, eso no es todo, pero por ahora te vamos a dejar ¡porque es la hora de nuestra sesión de cine en el Verdi! ¡Buen provecho!

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic aquí!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

5,00/5 - 1 voto(s)

Cargando…

¡Comparte este planazo con tus amigos!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Acerca del autor

Valérie

A Valérie, la creadora de "Bueno, Bonito, Barcelona" le encanta descubrir cosas inéditas, encontrar las palabras que dan en el blanco y garabatear los dibujitos que sirven para ilustrar la web. ¿Qué es lo que más le gusta de Barcelona? Las formas sinuosas e insólitas de algunos edificios. Es su vena caprichosa, dirán los que la conocen. ¡Y con Gaudí, tiene para mucho!