Bliss: un descanso para comer en terraza en el barrio gótico

Publicado por en la categoría Cafeterías, salones de té, Comer y beber, Terrazas. Artículo actualizado el 13 septiembre, 2017. 0 comentarios

¿Te apetece pasar un momento especial en el que el tiempo no existe? Pon rumbo al Bliss, una terraza escondida en el corazón del barri Gòtic.

Bliss
¿Dónde?

Gòtic
metro: Jaume I (L4)
Plaça de Sant Just 4

¿Cuándo?

cerrado el 31 de diciembre por la noche
lunes-viernes: 9h-23h
sábado y domingo: 10h-00h
todos los días del año

¿Cuánto?

a partir de 1 euro

¿Por qué?

por su carta de tés
por su terraza soleada

Teléfono:

(+34) 932681022

Bliss significa “súmmum de la felicidad” en inglés. Es un nombre que le sienta como un guante a este café lleno de encanto.

Una pausa en la que el tiempo no existe

Lo que nos gusta del Bliss es, sobre todo, la terraza, situada en la Plaça de Sant Just. Es un lugar privilegiado de verdad y  no existen muchos como él en Barcelona.

A la vez céntrica y típica del barrio gótico, la Plaça de Sant Just está, sin embargo, en un lugar resguardado y tranquilo. No pasan coches y por las callejuelas de los alrededores transita muy poca gente. Así que es un verdadero remanso de paz donde reina el silencio y el fresco.

A veces, este sosiego se ve interrumpido brevemente por algunas notas de guitarra, ya que de vez en cuando hay grupos de músicos que se ponen a tocar en las escaleras de la iglesia que da a la plaza. Esto no hace más que aumentar el encanto de este lugar intemporal medio escondido entre las antiguas piedras del barri Gòtic.

Bliss plaza sant just

Comer en el Bliss

Un buen desayuno para empezar bien el día

A partir de las 9 de la mañana entre semana y de las 10h el fin de semana, podrás empezar el día con buen pie desayunando en el Bliss. En la carta encontrarás sugerencias dulces y saladas, tú eliges lo que más te apetezca: muesli con yogur y fruta fresca, croissants, tostadas con mantequilla y mermelada, pasteles caseros, tortillas con pan y tomate, pitas y bocadillos. Te costará entre 1,50 y 6 euros.

Y para acompañar todo esto, el Bliss propone, claro está, cafés, tés y zumos naturales, pero también un cóctel Mimosa a base de cava y zumo de naranja natural. El precio de las bebidas oscila entre 1,50 y 6 euros aproximadamente.

Picar algo para coger fuerzas

Lo guay del Bliss es que abren en horario ininterrumpido. Así que podrás disfrutar de la terraza en cualquier momento del día, e incluso podrás aprovechar para picar algo entre las comidas o para comer algo ligero.

En el menú encontrarás pitas y bocadillos, pero también tienen tapas: jamón serrano, olivas condimentadas, pan con tomate, hummus, anchoas, queso… Las tapas cuestan entre 2 y 7 euros.

bliss terraza

Beber en el Bliss

Té para todos los gustos

El Bliss es conocido por su gran variedad de tés diferentes procedentes de China, India, Japón o Shri Lanka. Todos cuestan unos 2,50 euros. En verano, el Bliss prepara té helado casero.

Una copa para refrescarse

También es muy agradable refrescarse en el Bliss tomando kir, vino, cava, sangría, cerveza o un licor.

Y si no tienes ganas de alcohol, puedes elegir un zumo de naranja natural, de manzana o de zanahoria, a menos que prefieras un refresco. Calcula que la consumición te costará entre 2,50 y 5,50 euros.

Dicho esto, ¡ya sólo nos queda desearte que te lo pases bien!

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic aquí!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

5,00/5 - 2 voto(s)

Cargando…

¡Comparte este planazo con tus amigos!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acerca del autor

Pauline

Pauline es amante de la literatura y la buena comida. A la hora de escribir sus artículos, le encanta descubrir los lugares más originales y auténticos que harán disfrutar tanto la vista como las papilas gustativas. ¿Qué es lo que más le gusta hacer en Barcelona? Perderse por el casco viejo y empaparse de la atmósfera especial de la ciudad... o del perfume de los platos que se cuecen a fuego lento en las cocinas. ¡Un verdadero placer!