Astoria: un hotel-museo sorprendente en Barcelona

Publicado por en la categoría Alojarse, Hoteles con encanto. Artículo actualizado el 10 mayo, 2017. 0 comentarios

Descubrir una galería de arte sin salir del hotel es posible si decides alojarte en el hotel Astoria de tres estrellas.

comedor hotel Astoria
¿Dónde?

carrer París 203
Eixample
metro: Provença

¿Cuándo?

todos los días del año

¿Cuánto?

a partir de 55 euros

¿Por qué?

por su colección privada
por su encanto retro

Teléfono:

+34 93 209 83 11

Wifi:

gratis: 24h

¿Quién hubiera imaginado al entrar en el hotel Astoria que este lugar servía de marco, en varias salas de la planta baja, a doscientas obras de un artista catalán de principios del siglo XX?

El caso es que es verdad. Una vez que hayas atravesado el vestíbulo del hotel Astoria, tu mirada se sentirá atraída de manera irresistible por esta increíble colección de ilustraciones de Ricard Opisso.

Las zonas comunes del hotel Astoria

La sala de exposición

Esta es la sala en la que verás la mayor cantidad de ilustraciones de Ricard Opisso. Tus ojos ya no sabrán hacia dónde mirar, perturbados por la infinidad de obras en la que se describen las costumbres de principios del siglo XX en Barcelona y en otros lugares… Te podrás sentar en unos sofás muy cómodos y admirar la increíble colección privada de Jordi Clos, presidente de la cadena de hoteles Derby.

astoria revistas

La sala del restaurante

Es muy bonita, el mostrador es hermoso y las mesas son de estilo bistrot. Podrás tomar un menú por menos de 15 euros a la hora de comer y admirar los magníficos carteles del artista catalán mientras te sumerges en un ambiente retro.

La escalera

Conduce a las habitaciones y es realmente imponente, se trata de una escalera de caracol hecha de mármol y que termina bajo una hermosa cúpula de vidrio, muy luminosa.

La terraza

Está en lo alto del hotel. Podrás disfrutar del bar y tomar una copa al aire libre, además, también podrás refrescarte en la pequeña piscina (bueno, yo la llamaría, más bién piscinita) si hace mucho calor y tomar el sol recostado en una tumbona mientras admiras la vista de los tejados de Barcelona.

Las habitaciones del hotel Astoria

Este hotel dispone de 120 habitaciones , todas renovadas, con aire acondicionado, calefacción, teléfono, minibar, televisión, caja fuerte, secador para el pelo, acceso a Internet y líneas ADSL.

Hay dos categorías de habitaciones: las “standard” y las superiores.

Astoria habitación

Las “standard” no son muy grandes. Las superiores son más espaciosas. Algunas disponen incluso de un pequeño balcón privado. Para seguir en la línea que marca el hotel, en algunas habitaciones hay reproducciones de artistas catalanes como Joan Miró, Salvador Dalí o Josep Guinovart.

  • Un consejo: Si te gustan las habitaciones luminosas, insiste en que no te den una de las que dan al patio interior ya que son más oscuras que las demás y te costarán lo mismo.

El precio de las habitaciones varía según las fechas, la temporada y la categoría. Una habitación standard cuesta, como mínimo, 55 euros. Atención: como en la mayoría de hoteles, el desayuno no está incluido, pero en el barrio hay muchos cafés agradables donde se puede desayunar.

El atractivo del hotel Astoria reside más en el encanto de la planta baja y de la bonita escalera que en el de las habitaciones, aunque éstas son cómodas y muy correctas. Exponer una colección privada de obras de arte en un hotel es una iniciativa original y merece que hablen de ella.

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic aquí!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

5,00/5 - 2 voto(s)

Cargando…

¡Comparte este planazo con tus amigos!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acerca del autor

Valérie

A Valérie, la creadora de "Bueno, Bonito, Barcelona" le encanta descubrir cosas inéditas, encontrar las palabras que dan en el blanco y garabatear los dibujitos que sirven para ilustrar la web. ¿Qué es lo que más le gusta de Barcelona? Las formas sinuosas e insólitas de algunos edificios. Es su vena caprichosa, dirán los que la conocen. ¡Y con Gaudí, tiene para mucho!