Rekons de Barcelona: empanadas y bocadillos a un precio increíble

Publicado por en la categoría Barato, Comer y beber, Tapas & bocadillos. Artículo actualizado el 30 mayo, 2017. 0 comentarios

Sin duda alguna, Rekons siempre es un buen plan: agradable, sabroso, barato y raciones muy abundantes ¡Seguramente volverás... a menudo!

empanadas Rekons
¿Dónde?

Carrer Blai 48 (metro Poble Sec)
Carrer Comte d’Urgell 32 ( metro Sant Antoni)

¿Cuándo?

Blai: de miércoles a domingo de 11h a 2h
Comte d'urgell: todos los días menos el martes de 10h a medianoche

¿Cuánto?

a partir de 2 euros

¿Por qué?

por su excelente relación calidad/precio

“Ya verás, te va a encantar. ¡Está buenísimo y es muy barato! Además, los camareros son superamables” Esto es lo que me dijeron los amigos que querían que descubriera Rekons..

Aunque ya estaba (casi) convencida, lo único que me quedaba por hacer era ir a Rekons para saber si valía la pena o si mis amigos me estaban soltando un rollo. Y no me llevé una decepción, lo que decían era cierto: el Rekons merecía todos los elogios.

Rekons : una carta variada y apetitosa…

Para comer…

Ventaja número uno: Rekons propone una carta muy variada: platos, bocadillos, tapas, embutidos y postres, y tienen debilidad por los platos sudamericanos… La especialidad de la casa es la empanada.

  • La empanada es un plato muy popular en América del Sur. Es una pieza de masa de harina, del tamaño de un buñuelo, que suele estar rellena de carne o de queso (cf. primera foto).
  • En el Rekons, la empanada se elabora según el método artesanal. Los rellenos son muy variados: pollo, atún, jamón, queso, verdura… ¡y son abundantes además de estar riquísimos! ¡Hay quien afirma que son las mejores empanadas de Barcelona!
  • También encontrarás tapas, bocadillos o tablas de queso y de embutido ¡Ñam!

rekons bocadillo de jamón

Para beber…

Podrás beber vino tinto o blanco, cócteles y bebidas calientes. Si tienes la idea de ir a merendar allí, no lo dudes y prueba algunos dulces como, por ejemplo, un alfajor, un delicioso pastelito con confitura de leche, muy del agrado de los chilenos y los argentinos.

Rekons: raciones abundantes y baratas

Rekons-embutido-jamón, salchichón, chorizo

Ventaja número dos: Los precios son igual de atractivos que la carta. Las empanadas cuestan 2 euros, los bocadillos, entre 3 y 5,50 euros y las tablas, entre 4,50 y 12 euros según el tamaño. Las raciones son muy abundantes, ¡así que no te vas a quedar con hambre!

En cuanto a las bebidas, los cócteles están buenos pero más bien un poco cargados (mojito, caipiriña y piña colada); cuestan 6,50 euros. La copa de vino cuesta entre 2,50 y 3 euros, como la cerveza.

  • Ya lo ves, el objetivo de Rekons es que te pongas las botas sin arruinarte.

El brunch de Rekons

Sin lugar a dudas, el brunch es un puntazo del Rekons. ¡Ahí va eso: por menos de 9 euros podrás comer croissants, rebanadas de pan untadas con mantequilla y mermelada, muffins, granola, pasteles, empanadas, huevos revueltos, bocadillos, una tabla de queso… a discreción! Lo único que no está incluido en el brunch son las bebidas.

  • El brunch tiene lugar los sábados y domingos de 11h a 16h.

Los dos Rekons de Barcelona

rekons-pared-ladrillo

  • El Rekons de la calle Comte d’Urgell cuenta con una sección de “comida preparada” en la que venden empanadas  para llevar. Pero también te las puedes comer allí mismo, en la terraza o en la pequeña sala que hay en el piso de arriba, aunque la capacidad del lugar es bastante limitada.
  • El Rekons situado en el carrer Blai podrá formar parte de tu vuelta por los bares de Poble Sec. De hecho, es el bar-restaurante donde se ofrece el brunch.

¡Muchas gracias a Béa y “Virgule” por el descubrimiento!

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic aquí!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

5,00/5 - 1 voto(s)

Cargando…

¡Comparte este planazo con tus amigos!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acerca del autor

Olivia

A Olivia siempre le ha gustado Barcelona: su modernidad, ese clima tan suave, el sol resplandeciente, la playa, el barrio gótico y sus mil callejuelas, su carácter alegre y festivo… ¡Y como ha decidido que su estancia aquí va para largo, su historia de amor con la capital catalana no tiene, ni mucho menos, los días contados, sino todo lo contrario!