Restaurante Leku: cocina familiar exquisita cerca del Camp Nou

Publicado por en la categoría Comer y beber, Restaurantes. Artículo actualizado el 10 mayo, 2017. 0 comentarios

¿Eres un fanático del fútbol? Entonces seguro que habrás planeado un “peregrinaje” al Camp Nou. La solución para comer es un pequeño restaurante muy cercano.

sopa de fresas Leku
¿Dónde?

Joan Güell 189
Les Corts
metro: Les Corts (L3)

¿Cuándo?

abierto de 13h a 16h y de 20h30 a 23h
cerrado en agosto
cerrado los domingos

¿Cuánto?

alrededor de 25-45 euros a la carta
menu mediodía: menos de 15 euros

¿Por qué?

por los productos frescos

Teléfono:

+34 93 490 38 10

Desde el momento en el que cruces la puerta de Leku (quiere decir lugar en euskera) te sentirás bien. Aquí todo el mundo se saluda y el ambiente es relajado y familiar, pronto entenderás por qué…

De la familia Leku, yo me quedaría con el hijo, está siempre metido en la cocina, es Sergi Amor, el cocinero; un nombre muy apropiado, ¿no crees? También me quedaría con la madre: María está detrás de la barra. ¿Y el tío? Está en la sala, totalmente a tu disposición. ¿La cuñada? Ella también está, ¡en la caja!

En resumen, Leku es «el territorio de esta familia». 😉

En función de tu presupuesto, puedes elegir entre múltiples posibilidades.

Las tapas de Leku

Estas son algunas de nuestras recomendaciones:

  • las anchoas del Cantábrico: valen realmente la pena, se sirven acompañadas de pan con tomate.
  • las croquetas de boleto o ternera: se han labrado una gran reputación entre los gourmets de Barcelona. Normal! Son deliciosas y súper frescas.

Leku croquetas

La mejor cocina local

El festival de tortillas del viernes por la mañana

Todos los viernes, entre las siete y las doce de la mañana, María prepara una gran variedad de tortillas exquisitas: están las clásicas de patata y cebolla u otras más originales de alcachofa, chistorra, escalivada,  judías blancas o butifarra negra. Se sirven frías y acompañadas de pa amb tomàquet –pan con tomate-.

leku-omelettes

Las puedes tomar para desayunar como los catalanes, o también como tentempié a media mañana. Pero no llegues demasiado tarde, ¡son tan buenas que vuelan! ¿Aún tienes el estómago vacío? No te preocupes, ¡quédate a comer! Es una buena idea, ¿no?

El menú del mediodía

Durante la semana, se sirve un menú simple pero de gran calidad a partir de la una del mediodía. Se aconseja reservar.

El lado más gourmet

crabe-leku

Si tienes ganas de darte un capricho y estás dispuesto a gastarte 30 o 40 euros como mínimo, déjate seducir por la carta de platos más originales que varían dependiendo de la estación/temporada.

No olvides reservar, aumentarás las probabilidades de tener suerte. Es un lugar muy conocido.

Sergi Amor tiene mucho tacto, le gusta estar en contacto con la gente, suele pasar mesa por mesa para saludar a sus clientes. Es un chef que sabe combinar los sabores de forma maestral. Le encanta su trabajo y eso se nota. La carta varía dependiendo de la estación, y el precio de estos platos es más elevado, pero es ahí precisamente donde se aprecia el talento creativo del cocinero. No te quedes sin probar el salmón marinado con mayonesa de wasabi o los tallarines de calamares.

 

leku-saumon

Como las historias de Amor terminan bien en general, podrás elegir entre una mousse de mojito ligera o, si es la temporada, una deliciosa sopa de fresas silvestres con chocolate blanco. Un buen final feliz, ¿no?

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic aquí!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

5,00/5 - 1 voto(s)

Cargando…

¡Comparte este planazo con tus amigos!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acerca del autor

Valérie

A Valérie, la creadora de "Bueno, Bonito, Barcelona" le encanta descubrir cosas inéditas, encontrar las palabras que dan en el blanco y garabatear los dibujitos que sirven para ilustrar la web. ¿Qué es lo que más le gusta de Barcelona? Las formas sinuosas e insólitas de algunos edificios. Es su vena caprichosa, dirán los que la conocen. ¡Y con Gaudí, tiene para mucho!