Casa Gispert: un viaje increíble a la Barcelona del siglo XIX

Publicado por en la categoría Alimentación, Comprar. Artículo actualizado el 10 mayo, 2017. 0 comentarios

Si eres de los que piensa que cualquier tiempo pasado fue mejor, te vas a enamorar de Casa Gispert, una tienda de frutos secos situada en el Born que no ha cambiado absolutamente nada en 150 años.

Casa Gispert avellanas
¿Dónde?

Born
metro: Jaume I (L4)
Sombrerers 23

¿Cuándo?

de lunes a sábado de 10h a 14h y de 16h a 20h

¿Cuánto?

avellanas tostadas por menos de 20 euros el kilo

¿Por qué?

por la calidad de sus productos
pour su aire retro

Teléfono:

+34 93 319 75 35

¡Prepárate porque vas a dar un inmenso salto en el tiempo! Esta emblemática tienda de Barcelona te transportará a otra época, será un viaje al pasado inolvidable.

La Casa Gispert, un viaje al pasado

Érase una vez, en la Barcelona de mediados del siglo XIX… Así podría empezar la historia de esta increíble tienda. Estamos en 1851: ese año, Josep Gispert decidió abrir la Casa Gispert, a dos pasos de la iglesia de Santa María del Mar, en pleno corazón del barrio del Born.

casa gispert sabor

Por aquel entonces, la familia vendía los productos que los indianos traían desde las colonias de América: café, té, especies y azafrán; los comercializaron bajo la marca Sabor.

Al poco tiempo, la familia Gispert decidió especializarse en la torrefacción de café y de frutos secos. Fue una idea fabulosa, ya que, más de 160 años después, la empresa sigue viento en popa.

Actualmente, la familia Gispert ya no es la propietaria de la tienda, pero los nuevos dueños han tenido el detalle de conservar el estilo y la calidad de antaño.

casa gispert intérieur

Casa Gispert: cuando la nostalgia lo envuelve todo

El entorno, los olores, las sensaciones cuando uno entra… todo hace que sientas que has viajado en el tiempo. La imaginación empieza volar y te intentas imaginar una escena cotidiana de la época y te preguntas, quizás, cómo iban vestidos los empleados en aquellos tiempos, qué tipo de clientes venían a comprar, cómo eran, qué compraban, qué tipo de recetas elaboraban…

La decoración de Casa Gispert ha permanecido intacta. Es como si el tiempo se hubiera detenido en este lugar: el mismo horno de leña (¡único en Europa!), las mismas estanterías de madera, el mismo mostrador construido con una sola pieza, las mismas vitrinas, las mismas cestas en las que almacenan los frutos secos. Entrar en Casa Gispert es retroceder en el tiempo, sólo tienes que cruzar la puerta.

casa gispert boutique

No te lo puedes perder

No solo te vas a extasiar con el decorado, sino que sentirás cómo el aroma de frutos secos recién tostados lo invade todo. En Casa Gispert siguen tostando ellos mismos los frutos secos, por lo que podrás comprar los productos recién tostados e incluso aún calentitos. ¡Seguro que caes en la tentación!

casa gispert façade

  • Los productos estrella son las almendras y las avellanas tostadas, pero también puedes encontrar azafrán, aceite, vinagre, tomates desecados, especies, turrón, chocolate, té o café.

Una nota respecto a los horarios de atención al público: Casa Gispert cierra al mediodía, de 14 h a 16 h.

casa gispert flacons

Diez razones por las que tienes que visitar la Casa Gispert

  1. Los frutos secos se tuestan de manera totalmente artesanal en el horno de leña que hay en la tienda y para ello utilizan madera de encina.
  2. El horno en cuestión es una pieza única y es de los más antiguos que actualmente siguen en funcionamiento. Podrás admirar esta joya en la misma tienda.
  3. Casa Gispert solo trabaja con productos de la mejor calidad. La casa sigue unos estrictos estándares de calidad y solo compra los productos de mayor calibre.
  4. La empresa sigue una política de consumo de proximidad, por lo que todos los productos agrícolas proceden de la agricultura local: las almendras y los pistachos provienen de Lleida; las avellanas, de Tarragona; los piñones, de Girona y los cacahuetes, de la costa catalana. De esta manera, es más sencillo tener un control sobre la calidad del producto.
  5. Los frutos secos están tostados en su punto justo, de manera que sus propiedades permanecen intactas, pero consiguen un agradable sabor ligeramente ahumado.
  6. Durante el proceso de tostado no se añade nada de aceite ni de conservantes, por lo que el producto es muy saludable.
  7. Casa Gispert ha sabido conservar su autenticidad a pesar de su reputación internacional. Los clientes de toda la vida siguen viniendo regularmente a por su ración de avellanas o almendras recién tostadas.
  8. En 1999, la asociación francesa Les Gourmands associés les hizo entrega del premio Coq d’or, como reconocimiento de la calidad excepcional de sus productos. Este establecimiento está considerado como una de las mejores empresas artesanales de Europa.
  9. Las personas a cargo de la empresa son grandes profesionales que sabrán aconsejarte maravillosamente sobre los productos que quieras comprar.
  10. Casa Gispert es de esas tiendas de siempre, donde siguen atendiendo a los clientes de siempre y donde te la calidad es la de toda la vida. Es de ese tipo de tiendas que dan a la ciudad su particular carisma, que te seduce desde que pones los pies en ella. Esta tienda es uno de los orgullos de la ciudad. Sí o sí, es un lugar que hay que visitar.

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic aquí!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

5,00/5 - 1 voto(s)

Cargando…

¡Comparte este planazo con tus amigos!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acerca del autor

Valérie

A Valérie, la creadora de "Bueno, Bonito, Barcelona" le encanta descubrir cosas inéditas, encontrar las palabras que dan en el blanco y garabatear los dibujitos que sirven para ilustrar la web. ¿Qué es lo que más le gusta de Barcelona? Las formas sinuosas e insólitas de algunos edificios. Es su vena caprichosa, dirán los que la conocen. ¡Y con Gaudí, tiene para mucho!