Barcelona gastronómica: una visita guiada para descubrir la ciudad con los cinco sentidos

Publicado por en la categoría Cocina, Descubrir, Visitar, Visitas guiadas. Artículo actualizado el 31 enero, 2018. 0 comentarios

¿Quieres descubrir la Barcelona de los sibaritas? No hay nada mejor que un circuito gastronómico acompañado de un guía. ¡Prepárate para disfrutar!

Barcelona gastronómica Boquería
¿Dónde?

Las Ramblas y alrededores
Les Ramblas et alentours

¿Cuándo?

todos los días del año (por encargo)

¿Cuánto?

ver al final del artículo

¿Por qué?

para descubrir la gastronomía local
para ver Barcelona desde otro ángulo

La cocina catalana es rica en contrastes y durante la visita Barcelona gastronómica tendrás ocasión de conocerla.

Pero irás más allá del simple descubrimiento de la cultura culinaria local: conocerás ambientes auténticos, recorrerás calles centenarias, entenderás el origen y la historia de los lugares que visites y descubrirás Barcelona a través de los cinco sentidos.

Visita gastronómica de Barcelona: la versión de la Oficina de turismo

La visita gastronómica organizada por la Oficina de turismo es un evento muy interesante.

  • El guía te acompañará durante las 2 horas que dura la visita y te permitirá descubrir la identidad culinaria catalana, por menos de 20 euros, con degustación incluida y menos de 7 euros en el caso de los niños de 4 a 12 años.

El itinerario incluye:

¡Yo he participado en este visita y te aseguro que está muy bien! Se aprenden muchas cosas sobre la gastronomía catalana mientras paseas por los barrios emblemáticos de la ciudad ¡Es una visita original que está muy bien pensada!

  • ¡Ojo! Esta visita sólo se hace en inglés.
  • Es los lunes y viernes a las 10h30.

Visita gastronómica de Barcelona: la versión de José

La versión de José es diferente por las razones siguientes:

  • Se trata de una visita privada, que se adaptará a tus gustos y necesidades
  • Se puede hacer en castellano, francés o inglés
  • Dura 3 horas
  • La visita incluye una parada en el mercado de la Boquería en vez de en el mercado de Santa Caterina
  • La degustación es un poco diferente
  • Los horarios son más flexibles

Itinerario de la visita

La visita empieza en las calles estrechas que bordean las Ramblas. Podrás pasear por las tiendas llenas de encanto donde los barceloneses vienen a comprar café, queso, chocolate…

Después, le tocará el turno al mercado de la Boquería, donde encontrarás productos que configuran la identidad culinaria catalana. El guía aprovechará la ocasión para darte la receta de la paella de su madre… ¡Un secreto de familia!

Siguiendo el itinerario, llegarás al barrio gótico, a la calle Petritxol. Sus cafés especializados en chocolate a la taza y churros (las granjas) y las galerías de arte la han hecho famosa y los barceloneses le tienen mucho apego.

  • En la visita se puede incluir una degustación de jamón mediante el pago de un suplemento. La degustación de jamón incluye pan con tomate, una especialidad catalana muy popular.

Información práctica

  • La visita dura 3h. Cuesta 195 por un grupo de 1 a 6 personas. Si sois 7 o más, puedes ponerte en contacto con nosotros, te enviaremos un presupuesto con precios más competitivos.
  • Además del precio de la visita, calcula que tendrás que añadir unos 12 euros por persona para la degustación.
  • Esta visita se puede hacer todos los días del año pero siempre hay que reservar. Para hacer una reserva, escríbenos a través del formulario de contacto.

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic aquí!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

5,00/5 - 1 voto(s)

Cargando…

¡Comparte este planazo con tus amigos!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acerca del autor

Pauline

Pauline es amante de la literatura y la buena comida. A la hora de escribir sus artículos, le encanta descubrir los lugares más originales y auténticos que harán disfrutar tanto la vista como las papilas gustativas. ¿Qué es lo que más le gusta hacer en Barcelona? Perderse por el casco viejo y empaparse de la atmósfera especial de la ciudad... o del perfume de los platos que se cuecen a fuego lento en las cocinas. ¡Un verdadero placer!