Chök Barcelona: una declaración de amor al chocolate

Publicado por en la categoría Comer y beber, Pastelerías. Artículo actualizado el 30 junio, 2017. 0 comentarios

Si eres goloso y te gustan los sitios históricos y originales ¡date una vuelta por Chök, te quedarás en shock pero será una experiencia deliciosa!

kronut Chök
¿Dónde?

Carrer del Carme 3 (la primera tienda)
Ramelleres, 26
Astúries, 93

¿Cuándo?

De lunes a domingo de 9h a 21h

¿Cuánto?

A partir de 80 céntimos

¿Por qué?

por su originalidad

Teléfono:

+34 933 042 360

Chök es un sitio goloso, original, colorido, histórico, moderno… ¡todo a la vez! Y también es un templo del chocolate.

Chök es un lugar histórico

Aunque sea reciente (abierta en agosto del 2013), la tienda Chök ocupa el lugar de una chocolatería histórica del siglo XIX. De estilo modernista, el local es rico en madera tallada y en vidrieras. ¡Una pequeña maravilla!

Este sitio único se divide en varias partes: primeramente, un mostrador colorido y goloso, después, un espacio con una mesa redonda para los clientes y finalmente la cocina, un verdadero cofre del tesoro donde elaboran magníficos dulces delante de tus propios ojos.

Chök es una pastelería

¿Por qué me he sentido tan irresistiblemente atraída por Chök? Es muy fácil: los pasteles del escaparate son tan bonitos que es imposible no pararse a mirarlos por un momento.

Kronuts, almendrados y galletas

En Chök hay dulces muy originales, como por ejemplo los kronuts (una mezcla entre croissant y donut) por menos de 3 euros. En el mostrador también tienen almendrados pequeños y grandes e incluso galletas bañadas en chocolate. Están para chuparse los dedos…

La especialidad: el chök

Pero la estrella del lugar, que también ha dado el nombre a la tienda, ¡es el chök! Este se parece a un donut (rosquilla en forma de anillo) pero contiene menos azúcar y menos grasa que el original. El tiempo de fritura también es más reducido, haciéndolo mucho más ligero.

Todos los chöks están cubiertos de chocolate blanco o negro y recubiertos de frutas, pepitas de chocolate aromatizadas o cualquier otra cosa. En total, ¡tienen más de 30 combinaciones! ¿Pero sabes lo qué tienen en común? Pues que están todos hechos in situ con ingredientes de calidad. ¡Ñam!

chok donuts

En Chök también puedes encontrar trufas, piruletas de chocolate y bombones artesanales.

Los sabores son variados y originales: coco, champán, frutas y muchos más. Haz una prueba: ¡saboréalos e intenta adivinar a qué saben!

sucettes en chocolat chök

Chök es una confitería

Chök también elabora nubes cubiertas de chocolate que vuelven locos a los golosos aficionados a lo dulce… Y como una imagen vale más que mil palabras, te dejo que te caiga la baba delante de la pantalla:

chamalloz chök

Y además…

En Chök también tienen una pequeña tienda de comestibles dedicada al chocolate: tabletas, tallarines de chocolate, pastas secas… y muchas cosas más.

¿Y qué me dices de apuntarte a un taller de cocina? Aprenderás recetas a base de… ¡chocolate, por supuesto! Los cursos van dirigidos a pequeños grupos y cuestan unos 30 euros por persona durante 2 horas. Toda la información está disponible en la página web de Chök.

¿Te ha gustado el artículo? Algo me dice que el museo del chocolate: original y golosolos lugares donde beber un buen chocolate caliente en Barcelona también te interesarán…

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic aquí!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

5,00/5 - 1 voto(s)

Cargando…

¡Comparte este planazo con tus amigos!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acerca del autor

Pauline

Pauline es amante de la literatura y la buena comida. A la hora de escribir sus artículos, le encanta descubrir los lugares más originales y auténticos que harán disfrutar tanto la vista como las papilas gustativas. ¿Qué es lo que más le gusta hacer en Barcelona? Perderse por el casco viejo y empaparse de la atmósfera especial de la ciudad... o del perfume de los platos que se cuecen a fuego lento en las cocinas. ¡Un verdadero placer!