Bebidas catalanas: brinda al estilo barcelonés

Publicado por en la categoría Cocina, Descubrir. Artículo actualizado el 10 mayo, 2017. 0 comentarios

Las bebidas catalanas se adaptan a tus gustos: vermut, cava, vino, cerveza, horchata de chufa, granizado, suizo... ¡Una bebida para cada momento!

vermut bebidas catalanas

Hay una gran variedad de bebidas catalanas. Seguro que encontrarás alguna que sea de tu agrado. ¡No desperdicies ni una gota del estilo catalán!

Bebidas catalanas con alcohol

El cava : la bebida estrella de los catalanes

El cava es más reciente que el champán. A raíz del éxito que tuvo este último, dos barceloneses decidieron experimentar el método champenois, un proceso que permite elaborar vinos espumosos gracias a las propiedades de la fermentación. Esto ocurría a finales del siglo XIX.

bebida catalana cava

En 1872 se  comercializó el primer xampany catalán  y el éxito no se hizo esperar, en vista de lo cual muchos productores  de la región empezaron a producir este vino espumoso, que en 1970 pasó a llamarse cava.

Más tarde, una gran cantidad de viñedos se vieron afectados por los estragos provocados por los insectos y los viticultores aprovecharon la ocasión para sustituir la uva roja por uva blanca en el proceso de elaboración del cava.

Hoy en día, el cava es motivo de orgullo para los catalanes. Es una bebida que sabe bien, es refrescante y no es muy cara. Para probarla, te aconsejamos la Xampanyeria, por el cava y las tapas que sirven a precios asequibles.

El vino

Cataluña también es la cuna de varios vinos tintos excelentes que figuran entre los mejores de España. Asimismo, los viticultores catalanes elaboran vinos blancos secos y rosados, sin olvidar los vinos dulces artesanos.

Por regla general, déjate guiar por la denominación de origen (DO), que es garantía de calidad. Las mejores botellas catalanas son las que tienen denominación de origen del Penedés, Priorat, Costers del Segre y Montsant.

bebidas catalanas viñedos

La malvasía de Sitges es un vino dulce que se elabora en el sur de Barcelona y que se toma con determinados postres, como son las escumes de Sitges (lee el artículo sobre las especialidades catalanas).

  • A diferencia de lo que ocurre en otros lugares, en Cataluña no se toma vino dulce a la hora del aperitivo; se acostumbra más a tomar cerveza o una copa de vino tinto.

El vermut: un aperitivo típico de Barcelona

El vermut no es un producto típico catalán; su consumo se extendió en Cataluña a principios del siglo XX gracias al italiano Flaminio Mezzalama.

El vermut es una especie de mosto cocido y puesto a macerar con hierbas como la salvia, el cilantro, la canela, la vainilla, la rosa, el sándalo, la piel de limón o de naranja amarga, etc.  Normalmente se sirve “al grifo”, ya que se conserva en pequeños toneles, con o sin agua con gas.

  • El vermut se toma a la hora del aperitivo acompañado de tapas. Es tan popular entre los catalanes que ha dado origen a la expresión “anar a fer el vermut” (ir a tomar el vermut), con lo cual ya casi no hace falta decir que este alcohol es el elemento central de todo un ritual.

La cerveza

  • En Barcelona y en España en general, si quieres cerveza en botella, hay que pedir “una cerveza”.
  • Si te apetece una cerveza de barril, pídete “una caña”.
  • Si prefieres una cerveza que no sea tan amarga, pide “una clara” (cerveza con gaseosa de limón).

bebidas catalanas moritz

La cerveza barcelonesa por excelencia es la Moritz, que se empezó a elaborar a mitades del siglo XIX gracias a los conocimientos y experiencia de Louis Moritz, de origen alsaciano. En 1978 se dejó de producir esta cerveza pero la quinta y la sexta generación de la familia Moritz decidieron volver a poner en marcha la producción en el año 2004.

Ahora la sede social de la Fabrica Moritz se ha transformado en una cervecería y bar de tapas que está de moda.

La Estrella Damm es otra cerveza que también se elabora en Barcelona y cuyo origen es similar al de la Moritz puesto que de su producción se encargó por primera vez, en 1876,  August Kuentzmann Damm,  un alsaciano que buscó refugio en Cataluña para huir de la guerra francoprusiana. La cerveza Estrella también es un símbolo de la capital catalana.

jarra de cerveza

Bebidas catalanas sin alcohol

Orxata de xufles  (Horchata de chufa)

La orxata de xufles  es una bebida vegetal que se sirve muy fría y se obtiene a partir de tubérculos de chufa. Esta bebida llegó a Valencia en el siglo VIII con los árabes y desde entonces ha pasado a formar parte de las costumbres culinarias catalanas.

Por si no lo sabías, la horchata de chufa se toma sólo en determinadas épocas del año, concretamente, en primavera y verano.

Granissat (Granizado)

El  granissat, o granizado en español, es muy del gusto de los catalanes. Es una bebida que se toma helada y se elabora a base de hielo triturado mezclado con café y zumo de limón o de naranja.

granissat bebidas catalanas

Cafè amb gel (Café con hielo)

Si eres un(a) incondicional del café pero te apetece tomar algo fresco, opta por el  cafè amb gel, una bebida de origen español que consiste en una taza de café que se sirve acompañada de un vaso lleno de cubitos de hielo.

Suís  (Suizo)

¡En Barcelona hacen chocolate a la taza riquísimo! Si eres goloso(a), el suís te va a encantar:  es espeso y lleva mucha nata por encima.

suís bebidas catalanas

¿Te tomarías uno? Pues lee el artículo buenos lugares donde beber buen chocolate en Barcelona.

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic aquí!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

5,00/5 - 2 voto(s)

Cargando…

¡Comparte este planazo con tus amigos!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acerca del autor

Pauline

Pauline es amante de la literatura y la buena comida. A la hora de escribir sus artículos, le encanta descubrir los lugares más originales y auténticos que harán disfrutar tanto la vista como las papilas gustativas. ¿Qué es lo que más le gusta hacer en Barcelona? Perderse por el casco viejo y empaparse de la atmósfera especial de la ciudad... o del perfume de los platos que se cuecen a fuego lento en las cocinas. ¡Un verdadero placer!