10 consejos para comer bien por poco en Barcelona

Publicado por en la categoría Barato, Comer y beber. Artículo actualizado el 13 septiembre, 2017. 0 comentarios

Viajero, ¡pero no tonto! Es uno de nuestros lemas. Aquí tienes una lista con 10 consejos para comer bien sin que te tomen el pelo, ¡ni el bolsillo!. ¡Todo el mundo a la mesa!

comer bien en Barcelona bar cañete

En cada esquina de Barcelona vas a encontrar un restaurante, o un bar, o una cafetería, o una tienda. Está claro que no vas a pasar hambre, pero la idea es que comer no te cueste un riñón. Te vamos a dar 10 trucos para comer bien por poco.

dibujo plato pescado

1-Los lugares turísticos

Evita a toda costa los restaurantes o cafeterías en los lugares más turísticos de la ciudad. En Passeig de Gràcia, las Ramblas, en los alrededores de la Sagrada Familia, en el Park Güell o en la playa, los precios de disparan que da miedo.

No tengas miedo de darte una vuelta por las calles paralelas y menos transitadas. Está comprobado: cuantos menos turistas, mejores precios. Échale un vistazo a estos artículos que escribimos sobre el tema:

2- Las terrazas

Evita comer en restaurantes que cobran un suplemento del 10% por comer en la terraza. Barcelona está llena de cafeterías y restaurantes con terrazas interiores que no te cobran suplemento.

3-El desayuno

No desayunes en el hotel, a no ser, claro está, que esté incluido en el precio de la habitación. Haz un desayuno en condiciones a media mañana. Entra en un bar, siéntate en la barra y pide: café con leche, bocadillos, pasteles (con algo de suerte serán caseros), zumo de naranja… ¡hay de todo!

4- El menú del día

Aprovecha el menú del día para comer bien. Muchos restaurantes abren cocina partir de las 13 h y ofrecen un menú abundante y a un precio razonable. Puedes escoger entre varios primeros, segundos y postres,más bebida. Si eres de los que pasan del postre, en algunos casos podrás sustituirlo por el café, aunque no siempre.

El menú más barato te puede salir por menos de 10 euros, aunque la mayoría están entre los 10 y los 15 euros. Algunos restaurantes ofrecen menús más elaborados por unos 20 euros.

En cualquier caso, vas a comer mucho y bien, y esto te permite ahorrar un poco más en la cena.

5- La cena

Por la noche, los restaurantes ofrecen la carta, pero desde hace algún tiempo algunos han empezado a ofrecer también un menú.

Te vas a encontrar muchas veces que es el mismo menú que ofrecen a mediodía, pero más caro. Es raro e incluso da rabia, pero si lo que quieres son raciones generosas, siempre más interesante en cuanto al precio que pedirte los platos a la carta.

6-El pica-pica

Otra solución para la cena es hacer un pica-pica: de esta manera puedes pedir varias cosas diferentes y compartirlas. Suele ser más económico y puedes comer un poco de todo.

Cuando sois unos cuantos lo mejor es ir de tapas y pedir una tapa, una ración o media ración de lo que os apetezca (¿que cuál es la diferencia? dale un vistazo a nuestro artículo sobre las especialidades catalanas). De esta manera podrás probar un montón de platos típicos de una sola sentada.

¡Eso sí! Ten cuidado con las cantidades que pides, porque la cuenta se puede disparar peligrosamente.

7- La paella de los jueves

Si te apetece una paella, tienes que saber que el día por excelencia de la paella es el jueves.

Busca un restaurante que la incluya en el menú del día. Verás que no te va a ser difícil. De esta manera pagarás menos por tu paella que si la pides por la noche (y a la carta). Además, en Barcelona no se acostumbra a cenar paella, ya que es un plato que puede resultar pesado a esas horas de la tarde.

8- El pan

No siempre el pan está incluido en el precio de la comida. Puedes encontrarte con que te cobren un pan que te han traído, pero que quizás no has pedido.

Asegúrate de que lo que te traen es lo que está incluido en el menú que has pedido. Por otro lado, si te preguntan si quieres y dices que sí, lo tendrás que pagar.

9- El picnic

¿Y por qué no hacer un picnic? El clima mediterráneo de Barcelona y la cantidad de lugares al aire libre que hay hacen que sea una muy buena idea.

Si tu presupuesto es más bien justito, la cadena Nostrum ofrece platos para llevar en raciones individuales muy prácticas y a precios realmente bajos.

Otra opción más sibarita es comprar la comida en alguno de los fantásticos mercados de Barcelona. Consulta nuestro artículo Barcelona sabrosa: nuestro top 5 de mercados. Es tu oportunidad para probar los productos frescos y los embutidos típicos de la zona. Aprovecha para probar el jamón ibérico cortado a cuchillo, te costará mucho menos que en un restaurante. Luego busca un rincón tranquilo en el que quedarte: en un parque, en la playa,… Es lo más rápido y también tiene su qué.

10- Nuestra sección Comer y Beber y la web El Tenedor

Y para terminar, unos buenos consejos más…

    • Consulta nuestra sección Comer y Beber en Barcelona
    • La web El Tenedor también te ofrece descuentos muy interesantes en la carta de algunos restaurantes. Te aconsejamos que le eches un vistazo y reserves.

¡Que aproveche! o Bon profit! como decimos en Cataluña…

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic aquí!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

5,00/5 - 2 voto(s)

Cargando…

¡Comparte este planazo con tus amigos!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acerca del autor

Valérie

A Valérie, la creadora de "Bueno, Bonito, Barcelona" le encanta descubrir cosas inéditas, encontrar las palabras que dan en el blanco y garabatear los dibujitos que sirven para ilustrar la web. ¿Qué es lo que más le gusta de Barcelona? Las formas sinuosas e insólitas de algunos edificios. Es su vena caprichosa, dirán los que la conocen. ¡Y con Gaudí, tiene para mucho!