El Passeig de Gràcia: arquitectura, compras y hoteles elegantes

Publicado por en la categoría Sitios turísticos, Visitar. Artículo actualizado el 8 junio, 2017. 0 comentarios

Menos invadido por el turismo que las Ramblas, el Passeig de Gràcia es una parada obligatoria. ¿Qué encontrarás allí? Arquitectura, compras y dolce vita.

Passeig de Gràcia

Todo el mundo ha oído hablar de las Ramblas, pero no necesariamente del Passeig de Gràcia. Sin embargo, esta bonita avenida ¡tiene prestigio y es un lugar agradable donde pasear!

El Passeig de Gràcia, una avenida histórica

Antiguamente, el Passeig de Gràcia era un sendero bordeado de vegetación que unía el pueblo de Gràcia con la ciudad fortificada de Barcelona. Inaugurada por primera vez en 1827, la avenida rápidamente se convirtió en uno de los lugares preferidos de la aristocracia. El Passeig de Gràcia ya contaba entonces con varias cafeterías, restaurantes, salas de baile y teatros. ¡El lugar perfecto para el entretenimiento!

En la segunda mitad del siglo XIX, el Passeig de Gràcia vió cambiar por segunda vez su cara cuando la aristocracia abandonó un poco la avenida en beneficio de la burguesía. Las casas con jardín fueron gradualmente reemplazadas por edificios de varios pisos y los comercios florecieron.

Al principio del siglo XX, el Passeig de Gràcia se transformó de nuevo gracias a la ola modernista que inundó la ciudad. Es la arquitectura que podemos admirar hoy en día.

El Passeig de Gràcia, una magnífica vitrina del modernismo catalán

la pedrera passeig de gracia

El Passeig de Gràcia es una verdadera joya arquitectónica ya que cuenta con más de 20 edificios catalogados. ¡Casi nada!

casa-batllo-cta

  • La Casa Batlló y la Casa Milà (también conocida bajo el nombre de La Pedrera) son dos obras fundamentales de Gaudí que no puedes perderte para nada.
  • Hay otros edificios magníficos por los que también vale la pena ir: Casa Lleo i Morera, Casa Amatller, Casa Fuster, Casa Pons i Pascual, Casa Vidua Marfa, Casa Antoni Rocamora…

Otro edificio interesante es el Palau Robert. No es de estilo modernista sino más bien neoclásico. Ve a dar una vuelta y aprovecha para ver las exposiciones temporales gratuitas que están expuestas durante todo el año.

El Passeig de Gràcia, templo de las compras

chanel passeig de gracia

El Passeig de Gràcia también es una avenida estratégica para los amantes de las compras. Contiene incontables tiendas, tanto para hombres como para mujeres.

  • Grandes cadenas: Zara, Mango, H&M, Bershka, Stradivarius, Oysho… Están mayormente situadas en la parte baja del Passeig de Gràcia, entre la Plaça Catalunya y la calle Mallorca.
  • Más elegante: Adolfo Dominguez, Maje, Uterque, el centro comercial Boulevard Rosa, & Other Stories, C.O.S., Bimba & Lola…
  • Muy elegante: Chanel, Gucci, Loewe, Louis Vuitton, Santa Eulalià, Bulgari, Burberry, Chopard, Rolex, Cartier… Están mayormente en la parte alta del Passeig de Gràcia, desde la avenida Diagonal hasta la calle València.

Debes saber que cada año al principio de diciembre tiene lugar la Shopping Night Barcelona. Las tiendas del Passeig de Gràcia abren hasta la 1 de la mañana y ofrecen descuentos en sus colecciones. Más información en nuestro artículo sobre la Shopping Night.

El Passeig de Gràcia, baluarte de los hoteles de lujo

majestic passeig de gràcia

¡Quien dice avenida elegante dice hoteles de lujo! Y es que no faltan establecimientos de 4 o 5 estrellas: Majestic, Condes de Barcelona, Mandarin Oriental, Casa Fuster, Hotel Omm…

Algunos son más bien modernos como el hotel Omm o el Condes de Barcelona, pero otros todavía conservan su encanto modernista. Es el caso de la Casa Fuster, un edificio espléndido que te aconsejamos visitar, aunque sólo sea para tomar algo en la cafetería del hotel.

Si buscas un hotel lujoso y de diseño pero al mismo tiempo, no demasiado caro, el Sixtytwo seguro que te va a gustar.

Información práctica

¿Dónde comer o tomar algo en el Passeig de Gràcia?

  • Para un momento fuera del tiempo, ve a una de las terrazas de los hoteles de lujo del Passeig de Gràcia: ¡tanto la decoración como las vistas con realmente impresionantes! A nosotros nos gusta mucho el de Condes de Barcelona (hablamos de él aquí), pero el del Majestic, el del hotel Royal o el de la Casa Fuster también valen la pena. Los precios son más elevados que en una cafetería tradicional, pero el lugar justifica la subida de las tarifas.
  • Por lo demás, te aconsejamos que evites los establecimientos de Passeig de Gràcia. Son muy turísticos y a menudo demasiado caros en lo que se refiere a la relación calidad-precio. Escoge alguno de los sitios que te recomendamos cerca del Passeig de Gràcia.

¿Cómo llegar al Passeig de Gràcia?

  • En metro: el Passeig de Gràcia está comunicado con las estaciones Diagonal (L3, L5) y Passeig de Gràcia (L2, L3, L4). Ten en cuenta que la estación Passeig de Gràcia es muy grande, y que tendrás que caminar unos 10 minutos para pasar de las líneas 2 y 4 a la línea 3.
  • En bus: el Passeig de Gràcia cuenta con muchas paradas de bus de la ciudad y también hay paradas del autobús turístico.
  • En tren: los trenes de cercanías y de líneas regionales comunican con el Passeig de Gràcia. También el tren que va a la terminal 2 del aeropuerto.
  • En coche: hay parkings espaciosos y bien equipados en el Passeig de Gràcia. Más información aquí.
  • En taxi: hay varias terminales de taxi a lo largo del Passeig de Gràcia.
  • En bici: hay estaciones de Bicing instaladas a lo largo de la avenida.

¡Feliz paseo!

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic aquí!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

5,00/5 - 1 voto(s)

Cargando…

¡Comparte este planazo con tus amigos!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acerca del autor

Pauline

Pauline es amante de la literatura y la buena comida. A la hora de escribir sus artículos, le encanta descubrir los lugares más originales y auténticos que harán disfrutar tanto la vista como las papilas gustativas. ¿Qué es lo que más le gusta hacer en Barcelona? Perderse por el casco viejo y empaparse de la atmósfera especial de la ciudad... o del perfume de los platos que se cuecen a fuego lento en las cocinas. ¡Un verdadero placer!