Un fin de semana en Barcelona: itinerario para la primera visita

Publicado por en la categoría Fines de semana, compras, fútbol, romántico..., Visitar. Artículo actualizado el 15 septiembre, 2017. 0 comentarios

¿Es la primera vez que vienes a pasar un fin de semana en Barcelona? Con nuestro programa podrás ver lo esencial e impregnarte del encanto de esta ciudad.

fin de semana Barcelona ramblas

Barcelona es una ciudad con múltiples facetas ¡Imposible aburrirse! ¡La vida es trepidante, las atracciones son muy variadas y el tiempo pasa demasiado deprisa, de verdad!

Y ahí es donde intervenimos nosotros. Hemos elegido las actividades que no te puedes saltar en Barcelona si quieres pasar un fin de semana inolvidable.

Misión nº1: encontrar un hotel en pleno centro

Hotel Barcelona

Es casi seguro que tu primer fin de semana en Barcelona estará lleno de actividades, por lo que más vale estar en el centro de la acción. Te aconsejamos que reserves hotel en el casco antiguo o cerca de las Ramblas y de la Plaça Catalunya, en este artículo encontrarás unos consejos para reservar hotel al mejor precio.

Presupuesto limitado

En Barcelona hay hoteles con mucho encanto que se adaptan a los presupuestos más limitados. Nos gusta mucho el Violeta Boutique, un hotel de dos estrellas muy céntrico, cuenta con una bonita terraza.

Presupuesto más amplio

Alójate en hoteles muy agradables del casco antiguo. ¿Te gusta el diseño depurado y nórdico? Pues te encantará el hotel Denit, ofrece minimalismo y confort.

¿Te sientes a gusto en un ambiente bien iluminado y muy original? En ese caso, el Chic and basic Ramblas está hecho para ti.

Hoteles elegantes

Por 100-150 euros aproximadamente por noche en temporada baja podrás hospedarte en hoteles muy bonitos. A nosotros nos ha encantado el hotel España, un tesoro modernista escondido detrás de las Ramblas.

Si prefieres poder disfrutar de la piscina, elige el Barcelona Catedral o el Ofelias

Misión nº2: Preparar tu llegada

¡Cuidado con los carteristas!

un fin de semana en Barcelona: gorra y cámara fotográfica

Los carteristas son más activos aquí que en muchas otras capitales. Así que lee atentamente nuestros consejos anti-carteristas si vienes a Barcelona..

Sacar el máximo partido tu visita

Por último, un fin de semana pasa muy deprisa, por lo tanto, el tiempo es oro… Echa un vistazo a nuestro artículo: Consejos para sacar el máximo partido a tu visita a Barcelona.

Misión nº3: ¡Descubrir, visitar, probar, disfrutar!

El sábado: el casco antiguo y el mar

cristobal colón estatua barcelona

  • Anímate a descubrir el casco antiguo el sábado, ya que el domingo muchas tiendas están cerradas y el barrio no está tan animado.

Bajar la Rambla

Empieza el día bajando la Rambla desde la Plaça Catalunya hasta la Plaça Colón. Al bajar, párate en la Granja Viader, está situada situada en una pequeña calle paralela a la Rambla. Allí podrás saborear una buena taza de chocolate y probar los churros o los melindros caseros.

Perderse en el Gòtic y el Born

Después, adéntrate en una de las callejuelas del gótico, sin seguir ningún itinerario determinado: déjate guiar por tu instinto y no podrás resistirte al encanto del barrio.

A continuación, atraviesa la Via Laietana para ir a pasear por el Born. Hay muchas plazas, será un paseo de lo más agradable..

Descansar en la playa

Dirígete hacia la playa para saborear una paella mientras disfrutas del Mediterráneo en el Xiringuito Escribà.

Después, tú decides: ¿prefieres tomar el sol en una de las numerosas playas de Barcelona, o pasear tranquilamente junto al mar? ¡Ya lo sé, no es fácil elegir!

Saborear tapas y cócteles

Por la noche, te damos cita en uno de nuestros bares de tapas predilectos cerca de la Rambla Catalunya para que te pongas las botas comiendo productos frescos. Un consejo: ve lo más temprano que puedas para asegurarte de encontrar sitio.

Sigue con tu salida nocturna y tómate algún cóctel en el Rabipelao si hace frío, o en la terraza oculta del Antic teatre si hace buen tiempo.

El domingo: descubrir el modernismo catalán

  • El domingo, Barcelona está dormida y tranquila, pero los lugares turísticos están abiertos. Por lo tanto, es la ocasión ideal para descubrir los tesoros arquitectónicos de Barcelona.

Descubrir el Passeig de Gràcia y sus fachadas espectaculares

i-batlló

Para ello, te recomendamos que empieces por una visita guiada gratis tras las huellas del modernismo catalán, a menos que prefieras una visita privada totalmente adaptada a ti y en compañía de un guía profesional. En el segundo caso, puedes ponerte en contacto con nosotros para concertar la visita.

En ambos casos, el itinerario empezará en la Plaça Catalunya y se terminará a cerca del Passeig de Gràcia.

Sagrada Familia

Toma el metro en la estación de Diagonal o ve a pie hasta la Sagrada Familia y, sobre todo, no dudes en entrar, ¡el interior de la basílica merece la pena de verdad!

Parc Güell

Por último, pon rumbo al Parc Güell si deseas hacer una pausa bien merecida en un entorno increíble: la arquitectura de Gaudí, la naturaleza y una magnífica vista de toda la ciudad. ¿Se te ocurre algo mejor para terminar un fin de semana mágico?

Una última recomendación…

Si quieres preparar más detalladamente tu fin de semana en Barcelona, consulta el artículo Planifica tu visita a Barcelona, ¡desde un par de días hasta dos semanas!, así tendrás una idea más clara de los lugares que vas a visitar.

¡Bienvenido a Barcelona!

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic aquí!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

5,00/5 - 1 voto(s)

Cargando…

¡Comparte este planazo con tus amigos!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acerca del autor

Pauline

Pauline es amante de la literatura y la buena comida. A la hora de escribir sus artículos, le encanta descubrir los lugares más originales y auténticos que harán disfrutar tanto la vista como las papilas gustativas. ¿Qué es lo que más le gusta hacer en Barcelona? Perderse por el casco viejo y empaparse de la atmósfera especial de la ciudad... o del perfume de los platos que se cuecen a fuego lento en las cocinas. ¡Un verdadero placer!